Moehringer, entre el prensa desplazГЎndolo hacia el pelo la literatura

November 16, 2021

Moehringer, entre el prensa desplazГЎndolo hacia el pelo la literatura

EnvГ­an a San Miguel al exjefe sobre protecciГіn de el penal sobre San Pedro y no ha transpirado a su compaГ±ero

Confirma TEPJF candidatura de Toledo; se vienen debajo las sobre Maurer, Salazar y SГЎnchez Sasia

Desecha el TEEP impugnaciГіn sobre Norma Romero de competir por la alcaldГ­a por la vГ­a independiente

Efectuarse sido un genial ladrГіn sobre bancos y no ha transpirado el fugitivo mГЎs buscado sobre NorteamГ©rica, hacen de Willie Sutton Algunos de los ejemplos mГЎs representativos sobre la deslustrada figura del antihГ©roe del siglo veinte. Lo que nunca quedГі ahГ­, puesto que el tiempo lo instalГі igualmente en el centro sobre la saga narrativa sobre J. R. Moehringer (recien estrenada York, 1964), autor que con cuatro tГ­tulos en su biblioteca personal serГ­В­a a su oportunidad paradigma sobre la comunicaciГіn entre diarismo y literatura, no todo el tiempo bien lograda desplazГЎndolo hacia el pelo reconocida.

Es complejo emplazar ahora por uno de los libros sobre Moehringer.

CuГЎl serГ­В­a el superior.

El bar de estas desmedidos esperanzas, especie de diario en donde el autor se vuelca a confesar, con detalles de narración novelística sobre enorme longitud, la vastedad sobre estorbos familiares, sociales y personales en el aumento sobre un norteamericano sobre las años setenta. Recuento que identificará en el lugar más insospechado, un bar de provincia, “el momento sobre avenencia más igualitario de todo el mundo las que existían en América”, la cuerda de salvación para un hombre a nadita sobre acontecer derrotado por “la culpa” así­ como “el desprecio por alguno mismo”.

Open, las memorias personalísimas de el tenista Andre Agassi que se decidió a partir sobre la lectura de El bar… El deportista buscó al novelista y entre los dos lograron el texto, igualmente revelación sobre las instantes más relevantes en la vida de el primero, habitados sobre caídas y recuperaciones en las terrenos sobre la adicción desplazándolo hacia el pelo la escasa o nula autoconciencia. Un gigantesco tenista que, por evidente, todo el tiempo detestó esa praxis atlética.

El campeГіn ha vuelto, pesquisa que Moehringer-periodista hace sobre Bob Satterfield, fabuloso pГєgil norteamericano de mediados sobre siglo al que Вїencuentra? perdido en la vagancia y no ha transpirado el anonimato. El libro, que podrГ­a mostrarse como ej de las mejores formas Con El Fin De ejecutar un reportaje, aunque, mГЎs subrayadamente, en cГіmo redactarlo, serГ­В­a AdemГ­ВЎs registro de submundos y debilidades, tan sobre los varones del triunfo y el examen generalizado.

A plena luz, lo nuevo del autor en librerías desplazándolo hacia el pelo que presentado como “historia real” anuda las revelaciones de un tiempo personaje, Willie Sutton, acerca de toda la vida dedicada al asalto de sucursales bancarias y no ha transpirado las consecuentes encarcelamientos y fugas. La tarea que se podría resumir en la periodo “el procedimiento de robar”, y no ha transpirado que derrumba alguno an alguno los caminos de la heroicidad del personaje, semejante y no ha transpirado igual que las conocemos o pensamos conocerlo.

DecidirГЎ el lector.

Willie Sutton serí­a un cínico, nadie lo duda, No obstante detrás sobre él Tenemos una ocultada esencia, así­ como unas claves a descubrir en los avances sobre la lectura y inclusive su bello final, que lo revelarán como “la encarnación parlante de América”. Disputa factible a través de la incorporación sobre dos personajes más, Reportero y no ha transpirado Fotógrafo, que acompañarán al ladrón por las sitios claves sobre sus antiguas fechorías, al completo en un jornada, detrás de su salida de su última prisión, bien casi un anciano y enfermizo.

A plena destello (traducciГіn de Juanjo Estrella) es asГ­ un nuevo entrenamiento memorГ­stico (novelado AdemГ­ВЎs a lo enorme) sobre Moehringer, ganador de el prestigiado Pulitzer, que nos instala frente a los dilemas del recuento asГ­В­ como la auto-observaciГіn, pilares a partir de las cuales se levanta la buena literatura. En particular la que considera al empleo periodГ­stico igual que un elemento valiosГ­simo y no ha transpirado sobre nunca inferior nivel.

Punto desde a donde se logra dibujar con pocos trazos la cuenta sobre la certeza

“Pues sí, tío, Esta es la Era sobre las Antihéroes. No voy an acontecer yo quien te lo cuente, Willie, las tiempos son complicadas, las personas está harta”, dice Fotógrafo. “Los costos se encuentran por las nubes, los impuestos cada ocasión más altos, millones sobre usuarios pasan anhelo desplazándolo hacia el pelo están indignadas. Injusticia, desigualdad. La conflicto contra la Pobreza es un chiste, la conflicto sobre Vietnam es ilegal, la gigantesco colectividad, una fachada”.

“Qué serí­a sustraer un banco comparado con fundar un banco”, pregunta adjudicada al dramaturgo Bertolt Brecht. Lo sabe Willie Sutton, enamorado fiel, gigantesco solitario, lector incansable, mito creciente, y Así que exacto nada ni nadie lo detiene. Contradictorio Willie Sutton, clase de Robin H d neoyorkino, prototipo que se repite en la mayoría sobre los cánones de la literatura universal.

¿Cuál es la verdadera biografía de este gran ladronzuelo? “La que recordaba, la que le contaba a la gente desplazándolo hacia el pelo la que ocurrió realmente —leemos en a plena luz—. Dónde se solapaban aquellas 3 vidas, nadie lo sabe, y que Dios coja confesado a quien intente averiguarlo. Lo más probable es que ni el particular Sutton lo supiera”.

Termina la novela, No obstante nunca el mito Sutton.

“Chico, a vosotros, los periodistas, les encantan los mitos, ¿verdad?”.

Quedan su memoria del afamado “tercer astronauta” (muerto, por cierto, la semana pasada a los 90 años de vida).

“Eh, pequeño, ¿sabías que cuando los astronautas volvieron a la Tierra, Collins estaba hecho una mierda? No comía, no dormía. Se quedaba en silencio en medio sobre una oración. Aquel varón no funcionaba. Finalmente le dijo a los médicos sobre la NASA que luego de ver la Luna constantemente, después sobre orbitar a su en torno a la desplazándolo hacia el pelo otra ocasión sin alcanzar nunca a posarse en la novia, se había enamorado irremediablemente. No lo digo yo, lo dijo él. Enamorado de la Luna, ¿te lo puedes pensar, menudo? Imagínate lo separado que debes sentirte Con El Fin De enamorarte sobre la Luna”.

R. Moehringer, a beautifulpeople plena luz, Barcelona, Duomo, 2021

Comments 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *